Suscríbete a mi Poema Diario

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. 664-394-9179

February 22, 2018

January 16, 2018

Please reload

Entradas recientes

UNA ÚLTIMA ESPERANZA... O NINGUNA

August 1, 2018

1/5
Please reload

Entradas destacadas

AFERRARSE A ALGUIEN LIMITA CONOCER QUIÉN ERES...

January 9, 2018

Es muy común que personas jóvenes o personas adultas se aferren a la pareja que ya no puede ni quiere ser parte de una relación sentimental. La gente se acostumbra a creer que es necesario tenerle a su lado para él o ella ser feliz, sin darse cuenta que la otra persona no piensa de la misma manera.

Sin embargo, la gente se aferra a la idea del amor por cuestiones impuestas socialmente hablando, se cree que lo mejor y la perfección de la relación está en uno o una misma. La cosa no es totalmente cierta, es decir, por más que tú seas la persona que cree que puedes hacerle feliz el resto de tu vida, la otra persona considera lo contrario, quizá porque no está acostumbrada al buen trato, al amor, a los detalles, a la compañía y a la entrega desmedida del que está, o de la que está enamorada. Pero es importante que se den cuenta que si la otra persona no quiere todo eso no es porque no sepa aprovecharlo, o porque no lo quiera, simplemente es muy decisión de él o de ella el querer dejar todo eso para seguir buscando lo que quiere en su vida.

Esto es mucho más común de lo que imaginamos, pensamos que cuando una relación se da, automáticamente es de dos, pero no es precisamente así, muchas veces las relaciones sólo dependen de una persona. Pero esto tampoco quiere decir que se esté perdiendo el tiempo cuando la otra persona quiera finalizar la relación, al contrario, más que perder es darse cuenta que has ganado, porque si aprendes de ello, te darás cuenta que no todas las personas piensan, sienten, viven como tú lo haces en el amor, todas las personas piensan, sienten, y viven el amor de distintas maneras.

Hay quienes creen que el amor no existe, pero se aferran a tener una compañía que siempre esté a su lado por aquello de la costumbre y el no saber estar solo o sola. Hay otras personas que consideran que el amor llega a una edad, y que cuando esa edad pasa, también pasa la idea del amor. Hay otras personas que se hartan de ser tratadas de buena manera porque no están acostumbradas a eso, y eso sí es mucho más común que lo anterior, y es en hombres y mujeres por igual.

El problema viene cuando al aferrarte no dejas que la otra persona tome sus propias decisiones, y si elige irse de tu lado consideras que no ha valido la pena lo entregado, o que no sabe aprovechar lo bueno de la relación, no siempre es así, muchas veces las personas simplemente necesitan experimentar otras relaciones para darse cuenta qué es lo que quieren, o bien, qué es lo que no quieren. Ése es el problema que considero como mayor en esto, que las personas no siempre sepan que es lo que quieren o no de otra persona, aunque una de los dos sí lo sepa no basta.

Saber decir adiós es cuestión de crecer, y no sólo para ti como persona, sino para las siguientes relaciones que puedan venir en tu camino. Es necesario aprender que cada quien tiene todo el derecho a decidir por sí misma lo que desea en la vida, o lo que no desea, y por más hermosa que sea la relación no es algo que él o ella quiera para sí.

Sí, l