Suscríbete a mi Poema Diario

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. 664-394-9179

February 22, 2018

January 16, 2018

Please reload

Entradas recientes

UNA ÚLTIMA ESPERANZA... O NINGUNA

August 1, 2018

1/5
Please reload

Entradas destacadas

DESPEDIDA ANTICIPADA

September 17, 2017

A diferencia de Páez, tú viniste a ofrecer tu corazón cuando todo estaba perdido. No puedes ni debes edificar desde los escombros, no eres lo indicado, no eres lo correcto ni necesario. Eres el error.

Has sido muy soberbio pensar y saber que podría cambiar el mundo, todo mundo busca cambiarlo, de diferente manera, a su manera, pero la tuya no entra en este lugar, en este tiempo, con esta gente. Lo único que quisiste fue hacerles pensar de diferente manera, porque creíste les funcionaría. A ti te funcionó, lograste ver más allá, pero no vale la pena, no para los demás, sólo para ti, y ése fue tu error: creer que podías cambiar el mundo, su mundo que sentiste era el tuyo. Has cambiado el tuyo, amas tu vida, la disfrutas. Pero ya no deseas preocuparte por el resto, no quieres ser alguien al que corren a contarle su vida, sus problemas, sus ideas. No me lo tomes a mal, ellos saben que les entregaste tu corazón, tu tiempo, tu hombro, oído y ojos, pero siguen sin darse cuenta que ellos mismos pueden escucharse, entregarse el corazón, ser su propio hombro y oído. Cuesta trabajo pero no es imposible.

En este momento quieres aislarte del mundo que te rodea porque sabes que les haces más daño si te quedas. Les haces daño exigiéndoles que vayan más allá, no hay que ir más allá cuando no se desea. Les haces daño queriéndoles hacer pensar diferente porque afuera todo mundo piensa igual y sólo les orillas a ser rechazados como tú lo has sido. Les haces daño haciéndoles sentir que sí hay esperanza cuando la gente no quiere otra esperanza. Les haces daño sintiéndose incómodos a tu lado cuando intentas refutar todo lo posible con la intención de que tripeen de verdad y tengan argumentos genuinos que sustenten sus ideas.

Te arrepientes absolutamente de nada. Intentarlo siempre es bueno, te hace crecer, te hace ser, aunque no seas el indicado para el resto, aunque te des cuenta que estorbas en la vida cotidiana de los demás, porque sabes que sólo eres visible cuando se te necesita. Aunque sepas del asco que provocas como persona, como profesionista, como artista, como hombre. Aunque sepas que eres tan incómodo cuando no es necesario hablar de cosas que no importa a la gente solo a ti. Pero esto te ha hecho ser quien eres, aunque sólo tú te des cuenta de ello. Estas sensaciones, emociones, sentimientos los causas a diario entre la gente, y no es justo. No es justo que sea tú quien les orille a vivir esto que no tiene sentido, ni razón de ser.

Te preocupas por la gente que amas y admiras. Te preocupas por sus vidas. No buscas jamás que piensen como tú piensas, porque a ti te ha llevado tiempo, ha sido un proceso largo con tu propia historia de vida. Cada quien tiene su proceso y su historia. Pero te preocupas por verles felices, por sentirse realizados, por verles lograr las metas que se planteen. Te preocupas porque sus corazones y sus vidas no sea nunca como la tuya, porque aunque tú ya aprendiste a disfrutarla sin que te duela, no le deseas a nadie que pase por lo mismo que tú has pasado tu vida entera, por eso has buscado decirles de mil maneras que hay otras posibilidades, y una de ellas no es preocuparse por ti. Tú estás bien, no estás triste, ni pienses deprimirme.

No lo tomes a mal si te vas por un tiempo o pa