QUÉDATE



Hace un par de semanas recibí un mensaje muy ceremonioso donde se me solicita una reunión para hablar de un “tema delicado”, y como a mí me encanta toda esa teatralidad de los secretos y ridiculeces, accedí.


En algún momento comenté muy seguro de mí mismo que no quería que nadie dirigiera mi cine, nomás porque me parece importante tener una terquedad en la vida. Y el “tema delicado” era porque solicitaban de mis servicios pagados como escribidor de cine.


En teatro y cine siempre he escrito lo mío, así en teatro producía, dirigía y hasta actuaba algunas obras, en cine no he hecho nada. Vaya, se han hecho cosas, pero todas enlatadas, o lo que sí hay y salió a la luz pública ha sido de peores trabajos que no niego, pero es lo único que hay que hable de mí o por mí.


En cuanto me hicieron la propuesta accedí, porque ya traía ganas de escribir algo, pero no sabía qué, así que emocionado pregunto por especificaciones y me dicen:

-Hay varios lugares naturales que nos gustaría que apareciera. Queremos que se desarrolle en tan lugar...-


Todo me parecía adecuado y sencillo. Incluso me dijeron que si era necesario podían mandarme foto de los lugares para que me inspirara, o no sé qué mierdas. Les dije que no era necesario, con saber lo que es ya con eso puedo desarrollar la escena.

-¿Algún tema en especial?, ¿género?- No supe ni cómo ni cuándo y ya estaba comprometido a algo que no me es nada fácil de usar en mi literatura. Pregunté ingenuamente sin darme cuenta que cavaba mi propia tumba.

-Queremos que sea romántica y drama-


¡Vergas! El drama como sea, me pinto solo para los dramas, tengo unas en teatro muy buenas, pero romanticismo, ¿neta? Sí me agüité sin mostrárselos, sólo supe que iba a ser un trabajo difícil y aburrido, pero creía que el drama me iba a salvar el día. Acepté y me lo solicitaron para al día siguiente, porque así es el cine, ¿te late?, entonces a realizarlo desde ya porque hay que jalar toda una cadena que hará que la película o corto se produzca. Me había comprometido a escribir un guión de cine, largometraje, de alrededor 100 cuartillas (en formato se cine), hablar de un tema que no sé ni me interesa, y para ayer.


Tampoco soy tan pendejo, busqué la manera en que todo me hablara de romanticismo para ver qué me gustaba y qué me llevaba a un guión. No tenía idea de nada. Solo sabía que ya estaba el actor principal esperando el guión, era lo único con lo que podía jugar. No sabía por dónde siquiera iniciar, y lo único que se me ocurrió es poner música ochentera que escuchaba mi mamá, mujeres dolidas, en desamor, desilusionadas. Luego me fui al bolero, y lo mismo pero poético, y terminé con la trova amorosa que intenta dar esperanzas. Una semana me la pasé escuchando música que no escucho, buscando mi historia, y cada tercer día recibía un mensajito de cómo iba el guión, así como miento en mi literatura también miento en la vida real cuando me veo o siento vulnerado. Estaba a punto de desesperarme y regresar a mi Antiguo Testamento a ver qué me podía robar, pero ésa era MI literatura, y este guión no me iba a pertenecer, sin embargo, quería tan vergas como para yo haber deseado dirigirlo. Cuando la música ésta nada más me llenaba de caca la cabeza decidí cocinar para distraerme, y ahí surgió mi primer personaje: Lucía, una psiquiatra que le gusta cocinar, mamá de una morrita de 15 años, mujer viuda... No sería mi personaje principal pero era un buen inicio, y lo fue.


En mi cabeza armé los posibles conflictos y comencé a armar el esqueleto de la peli. Quedé satisfecho con el listado de acciones que tenía ya definidas para la historia, así que hablé con el productor y le informé de avance real. Le agradó la idea, la historia, pero ni él ni ello esperábamos que Quédate nos diera esta historia.


Y así, entre las incomodidades esofágicas, días buenos, noches malas, alimentación mediocre en tres días terminé de escribir el guión de 80 cuartillas. Cuando lo terminé me emocioné y lo sentí un guión altamente digno de que cualquier persona lo dirija. Estoy muy satisfecho con el resultado, me emociona la historia cada que lo leo, me gusta la idea, amo los discursos de los personajes, la sencillez y la fluidez con que se dicen las cosas reales, sí es una historia de amor, pero contada muy a mi estilo abyssista, quienes me conocen ya se imaginarán. Ahora sí, ya puedo decir abiertamente que he escrito una cursilería hermosa.


Lo que más, más me emociona de esto es que el equipo de producción de esta peli es pura gente joven, chidísima, talentosa, chambeadora, responsable en su área, para que sea si Opera Prima es un guión digno de ellos y ellas. Y no es por el guión, pero esa peli dará muy buenos resultados, se los aseguro, y créanme que soy el más escéptico de la vida, pero de esto estoy seguro. Enhorabuena y muchísimo éxito a la producción.


Abyss Borboa Olivera

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SE PUEDE VIVIR

Se puede vivir sin ganas, sin ánimos, en apatía, en indiferencia. Se puede vivir sin metas, sin sueños, sin objetivos. Se puede vivir sin ilusiones, sin esperar ser amado o ser querido. Se puede vivir

Suscríbete a lo que se me ocurra...

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. (480) 772 3818

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon