POR NO DEJAR...


En la mañana me dispuse a preparar mi carterita de 14 gallitos, hice un En Vivo y estuve platicando muy a gusto con 3 personitas muy excepcionales que se quedaron hasta el final, (nunca paso de 18 personas, 6 ya es y putero), y les comentaba que estoy preocupado por la juventud porque está solita, y que por más que la generación joven quiere hacer un nuevo camino, la gente de mi generación les frena, les ataca, les anula, les somete a sus voluntades sentidas mas no pensadas.

Mi generación ni siquiera logra construir un argumento válido y es la primera en criticar y oponerse a la libertad de la juventud. El matrimonio igualitario, (a mí en lo personal me vale 6 hectáreas de verga, pero entiendo que es un derecho que deben tener como igualdad de condiciones y bla bla bla), por ejemplo, ni siquiera es un derecho para mi generación, es un derecho que sus padres y madres deben luchar para que sus hijos e hijas ya no necesiten hacerlo, pero no, ahora resulta que les interesa la niñez, háganme el chingado favor, ¿de cuándo acá les ha interesado la niñez, la adolescencia o la juventud?, pinche gente doblemoralista que le encanta predicar pudor con bragueta abierta.

Así que ni se desanimen, ahorita no fueron esos derechos, ya les tocará a ustedes erradicar toda la mierda que mi generación a dos nalgas les dejó, porque desde ahí mandan, desde la comodidad de su lucha social sedentaria. Mientras sigamos construyando cosas chidas entre la gente joven y la adulta que está abierta a aprender de ustedes, ya la armamos, yo lo estoy, ahora me toca a mí ponerles atención porque lo que resta de futuro les pertenece, mi juventud ya pasó, la aproveché y ahora estoy para vivir y aprender de ustedes.

El punto es que forjé muy a gusto mis gallitos y les expliqué también sobre la planta, sus beneficios, efectos y su uso responsable; hablamos también de la sexualidad joven y obvio, de nuevo salió mi pinche generación pitera que no deja coger a gusto a sus hijos e hijas porque ellos ya no cogen.

Mi generación cogió pa’ tener hijos, si no pregúntenle a todos los pinches batos que no se hicieron responsables, y a las morras mamás solteras que no se hicieron tampoco responsables de sus engendros. Por eso la infidelidad pulula entre hombres y mujeres de mi generación. Y ¿qué creen? La juventud ya está cogiendo y con un poco más de conciencia que sus padres o madres, porque al menos las morras están seguras de no querer ser madres, son mayoría, y los morros, por pinches culones pos’ igual, tampoco quieren engendros, así que sí se cuidan, y cuando la cagan toman decisiones muy bien pensadas, ¿por qué creen que es importante legalizar el aborto?, para que tu hija, tu sobrina, tu vecina, cualquier mujer tenga acceso a la interrupción del embarazo desde la atención médica, y oponerte es justamente joderte a tus hijas, a tus sobrinas, a tus vecinas, a cualquier mujer. Pensarás que por tus valores no podrías promover algo así, no lo promuevas, es más ni lo discutas, pero no estorbes, son derechos para la gente que trajiste al mundo y mínimo hazte responsable de luchar por sus derechos sin estorbar.

Ser personas religiosas no les hace ser ejemplos a seguir, al menos ya no ni nunca para la generación joven, para la generación joven eso es algo que no les ha funcionado porque lo ven en su casa con sus padres, abuelos, tíos, vecinos, maestros, creer ya no es una opción, y la juventud que cree lo está haciendo a su manera, sin seguir dogmas y doctrinas obtusas, simplemente tienen la necesidad de creer el alguien o en algo para sentirse atendidos porqur carecen de la atención de los adultos porque, como les digo, llevamos más de 60 años olvidándonos de la juventud.

Atentar contra los derechos de las personas, bajo cualquier índole es atentar contra la sociedad, contra tu familia, tu comunidad, tus seres queridos, por eso, ahora que eres abiertamente o no una persona que se opone a los derechos humanos no esperes que la gente tome en cuenta tu opinión o tu discurso de odio.

La juventud necesita de personas adultas modernas no chavorrucas, modernas que se detengan a escuchar a la juventud, que les atienda y le aprenda, porque ya cambió la escala de valores, y la familia de sangre no es uno de esos “valores”, y ustedes se encargaron de ello, ¿ven cómo sí está sola la juventud? Y nadie se está ocupando de ella, quieren que ésta a huevo encaje en patrones arcaicos, en valores obsoletos porque ustedes se encargaron de volverlo así, y no se puede, con la juventud no funciona y no funciona porque se hartaron de ver los intentos fallidos sin compromiso de una generación corrupta y deshonesta.

Lo que fue la gran simulación de nuestros padres, para nuestra generación es la gran pretensión, pero para la primer generación es ninguna, al contrario, van y buscan más las cosas netas, las amistades verdaderas, porque saben que están y han estado solos y solas por muchísimos años.

La generación joven no quiere reproducir las tres grandes características de mi generación, se rehusan a repetir un patrón, y sí son mayoría los y las conscientes de ello. La generación joven está harta del Dramatismo de mi generación, vive en eterna telenovela donde todo mundo quiere ser la villana de Televisa. Mi generación es vengativa, hace hasta lo imposible para demostrar que tiene la razón por lo tanto es capaz de vengarse a toda costa así se le vaya la vida en ello. Mi generación es altamente competitiva y su discurso es alrededor del qué tienes y cuánto tienes, por eso la hace ser una generación que vive del pretender ser, nuestros padres simularon ser, nuestra generación pretendió ser, y la juventud solo busca definirse, identificarse, ser escuchada, tomada en cuenta, abrazada, aceptada. La generación joven en su mayoría nació por error o porque era lo que seguía, pero no porque realmente fuera planificados, desde ahí está en pedo y nadie lo ha atendido.

¿Entienden ahora mi preocupación?, ¿ya se dieron cuenta cómo la juventud sí está sola y desatendida? Lo único y mínimo que le deben a esta generación joven es que se respeten y hagan valer sus derechos. Repito, ustedes ya se casaron, ya formaron su familia bien o mal, esta generación quiere nuevas formas de familia porque son necesarias, y en nada te estorba, y de la niñez y juventud en estos temas ni te preocupes, entre ellos sí existe la inclusión y no es tema, así que mínimo les debes que sus derechos sea respetados, ya les trajiste al mundo y es tu responsabilidad, y si sobre eso antepones tus principios religiosos y moralistas sólo te deseo que tengas una muerte en paz, porque cargar con esa responsabilidad de no haber luchado por los derechos humanos de tus hijos, hermanos, sobrinos, vecinos, o cualquier persona, está cabrón, al menos que sean unos verdaderos hijos e hijas de puta que así como no les importó traer hijos al mundo, ahora tampoco les importa que la gente, la sociedad las leyes les discrimine.

¿Ven como mi generación sí vale 6 hectáreas de verga? Si no eres de esas personas, qué chingón porque quiere decir que eres o serás buen padre o madre, pero si reconoces a alguien o te reconoces en algo de esto, ¡verga!, tienes un putero de cosas por enmendar y hazlo antes que tus hijos o hijas te dejen de admirar, te dejen de amar.

Con ustedes siempre morras y morros

Abyss Dios Vergas

9 vistas
Suscríbete a mi Poema Diario

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. 664-394-9179

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon