NI POETA, NI ESCRITOR, NI DRAMATURGO, NI ARTISTA...


Hace poco comenté que se habían burlado de mí cuando muy emocionado contaba a alguien que mi página me decía de dónde me visitaban en tiempo real, y comenté que tenía visitas de Finlandia, Groenlandia, El Salvador, Perú, Argentina, España, Colombia, y CDMX. Estas visitas son constantes, y por lo general cada semana entran a la página, y pos’ eso me emocionaba porque para empezar no recibo casi visitas, en promedio son de 2 a 5 visitas a la semana, y en su mayoría son de otros países.

-No mames, son bots, wey..” ése fue el comentario sin mayor intención de nada, algo muy lógico sobre todo si reviso la constancia de esas visitas. No me agüité porque pos’ esas cosas no me agüitan, pero me mató la cura en el momento. Ahora ya sé que esas visitas sí son reales, son de gente que tiene contacto conmigo y que sí viven en aquellos lugares.


Para mí la página no es más que mi registro virtual de mis cosas y pensamientos, ahí subo y actualizo mi blog, ahí está toda mi obra escrita, y el trabajo que realizo, proyectos, tengo podcasts y ahí mismo se pueden reproducir, tengo videos con contenido de mis mismas ideas y pendejada que se me ocurre.


Tengo libros para descargar gratuitos, tengo mi recetario CannAbyssKitchen para descargarse gratis también. Yo no sé lidiar con esas cosas de tercermundo como lo es la fama, esas cosas me dan muchísima hueva, así que no he movido nunca mi página como para que sea divulgada y conocida y visitada, porque yo sé que el contenido sólo a mí me dice algo, no es una página atractiva, como pa’ estar entrando, pero lo que puedes bajar puede resultar atractivo. Tengo novela, cuento y poesía para descargar, tengo incluso mi manifiesto del arte para dummies.


Estoy pensando muy seriamente dividir mi página en dos grandes bloques: El Antiguo Testamento A.C (antes del cáncer), y el Nuevo Testamento D.C (después del cáncer), porque sí es marcada la diferencia de mi escritura antes y después, y me mama ver ese contraste, yo lo disfruto, y como sé que para mí representa mi vida entera, pues no espero que la gente lo comprenda. Quien busca morbo ahí hay, y suficiente, pero no soy convencional, soy un ruco muy raro, y abrazo mi rareza.


Por otro lado cada vez más confirmo que mi escritura es terapéutica, pero para mí, ha sido mi terapia, ha sido la manera en la que puedo comunicarme con álguienes y platicarles mis cosas, mis ideas, mis días negros, mis días chidos. Yo no quería estar solo, me gustaba estar rodeado de gente, pero al no ser yo lo que la gente quería por compañía, me adapté, entendí perfectamente sus decisiones, y sin problema alguno busqué solución a ello y lo encontré. Por eso escribo, por tener a quién contarle mis cosas, y se las cuento a mis personajes y hago que me respondan, y no siempre lo que quiero escuchar, por eso sé escuchar a otras personas, porque sé escucharme, y porque he tenido suficientes años para observarme, analizarme y entenderme. Se me hace una falta de respeto el quererme vender como escritor o artista porque para mí la escritura ha sido literalmente mi vida, y aquí sí aplica el “literalmente”.


Y así como me hubiese gustado en su momento podido haberme compartido con otras personas, pues me parece justo poder compartir mi escritura que es lo que soy, y es lo que hubiese querido compartir. Y acabo de caer en cuenta por qué soy tan prolífico, tengo muchísima obra escrita, porque he tenido muchísimo que contar. De no haber sido por la escritura como terapia yo no estaría con esta estabilidad emocional, con esta plenitud y con este saber estar y ser al mismo tiempo amando mi vida completita.


Abyss Borboa Olivera

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

COSAS QUE PASAN

COSAS QUE PASAN Hoy me dieron de alta para regresar a casa unos días, reponerme, nutrirme y regresar con fuerzas para la siguiente cirugía en la próxima semana. Hace dos años, el 4 de junio de 2019, f