JUVENTUD HUÉRFANA


PADRES, MADRES Y PERSONAS ADULTAS:


Si no van ayudar a la juventud no se la chinguen. Neta, paro de compas. Y no les digo que lo hagan por sus hijos e hijas porque es evidente que les han valido 6 hectáreas de verga, pero no sé, imagínense que se los pide sus compas de peda porque estoy seguro que ellos o ellas tienen mayor peso en sus vidas que sus engendros, porque repito, es evidente.


Siguen evangelizando a sus hijos e hijas con la misma escala de valores que a ustedes les adoctrinaron, y ahora sin escuchar, sin entender, sin voltear a ver a la juventud le prohiben vivir porque siguen estacionados en lo que fue su juventud.


Su evangelización sosa sigue reproduciendo los tabúes de toda la vida. El sexo sigue siendo un tema del que no se habla, no se escucha, no se pregunta. Y por lo tanto quieren esclavizar a sus hijas a la idea estúpida de virginidad, como si eso tuviera relevancia en la vida.


Su evangelización nefasta en torno a las diferencias ha logrado que la juventud se vea y se reconozca como iguales porque han aprendido que las diferencias que ustedes divulgan no tienen razón de ser. Para la juventud no hay diferencia entre orientaciones sexuales e intimidad, no es algo que importa.


Su evangelización ramplona ha hecho que la juventud lo que menos quiera es ser padres o madres porque no quieren repetir el fiasco que resultó su crianza haciéndoles responsables de la casa, vestido y sustento, porque ustedes se han encargado de recriminar y criticar lo que comen, lo que visten, sus gustos y decisiones solo porque ustedes no quieren.


Su evangelización retrógrada sobre el estudio ha creado que mayor cantidad de jóvenes no le den importancia porque de cualquier modo no importa el esfuerzo cuando la corrupción de sus padres y madres sigue imperando en una sociedad sorda e injusta.


Su evangelización forzada en contra de los derechos de las mujeres ha hecho que entre ellas se apoyen y busquen quiénes les acompañen en sus abortos clandestinos porque su doble moral prefiere verles muertas que “asesinas” según su mentalidad cucha.


Su evangelización discriminatoria se ha olvidado de los hombres y sólo les hacen responsables de todo lo precario y nunca les reconocen sus aciertos, pero esta generación ha logrado no esperarlo nunca de sus padres o madres y entre ellos lo encuentran entre hermanos porque la juventud de esta época está sola.


En este preciso momento de la vida toda la juventud necesita toda la atención de los adultos, ahorita es el momento para escucharles, entenderles, acercarse y buscar juntos nuevas maneras de convivir porque a la fuerza no va a ser posible y ya se dieron cuenta.


La juventud necesita toda su atención emocional posible, porque de nada ha servido verles presentes como un cuadro colgado a la pared. Necesitan escuchar a sus hijos e hijas sin juicio alguno, con toda la intención de acompañarles, sin rivalidades. Sus hijas e hijos no son sus rivales, son sus hijos e hijas. No hay necesidad de perpetuar esa interminable competencia de a ver quién es mejor porque ustedes lo único que buscan es ganar con su argumento ramplón de “Porque soy tu madre, soy tu padre, soy mayor que tú, porque yo te di la vida”, y justo por eso último, ustedes les dieron la vida, por ende les obligaron a nacer y vivir, lo mínimo que les corresponde como padres y madres es atenderles como hijos e hijas y no como muñecas y a la casita que tanto les ha gustado jugar. Y dejen de evangelizar sus ideas tan absurdas y obsoletas, y si no se quieren modernizar, renovar con la juventud, mínimo no estorben. La juventud necesita avanzar, y ustedes les están estorbando.


Abyss Borboa Olivera

Sermón Dominical

Abyssista La religión Universal

Diciembre 6, 2020.

0 vistas0 comentarios
Suscríbete a mi Poema Diario

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. 664-394-9179

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon