HACIA UNA EDUCACIÓN DEL USO RESPONSABLE DE LAS DROGAS


Es importantísimo hablar y abrir estos temas en lo público y en lo privado. Ya no debemos permitir que ni las drogas ni el sexo continúen siendo temas tabú, antes bien, es necesario hablar del uso responsable de las drogas.


En principio de cuentas tenemos que aceptar que las drogas NO son malas; sin embargo, hay que reconocer de qué están hechas las drogas, su procedencia, para poderlas identificar como malas o buenas. Si una droga lleva un proceso de químicos nunca será una droga de la que defienda su consumo, pero no me importa quien las consuma, cada quien decide qué o qué no meterse a su cuerpo. Por otro lado estás las drogas naturales como la marihuana, los hongos, la ayahuasca, el sapito, el peyote, entre otras. Estas drogas también debe aplicarse su uso responsable porque por más naturales que sean hay que aprender a consumirlas y manejarlas.


Es importantísimo abrir estos temas y eliminar el estigma que se tiene sobre las drogas y sus consumidores. Ya no estamos en la edad media de nuestros padres y madres y abuelos para seguir reproduciendo tabúes a diestra y siniestra. Toda clase de drogas están cada vez más al alcance de toda la gente, incluyendo a la juventud, por eso es importantísimo que más que asustarles con que se van a morir habría que enseñarles el uso responsable de las drogas, y no sólo éstas, también tendríamos que hablar del alcohol, el tabaco, los poppers, los fármacos y todo lo que está en las casas y que nadie ve porque están ocupadas estigmatizando y satanizando a quien las consume.


El uso responsable de las drogas implica conocer su procedencia, sus efectos, sus efectos secundarios, sus ventajas y sus desventajas. El uso responsable de las drogas también implica hablar de las responsabilidades que tienes como persona social y/o de familia, es decir, si eres menor de edad y vives en casa de tus padres o tutores las reglas las ponen ellos y ellas, y hay que acatarlas. Rebelarse no sirve de nada porque siempre van a salir perdiendo, sin embargo, como padres y madres deben hablarse estos temas en casa, que sus hijos e hijas adolescentes conozcan qué son, cómo son y en qué benefician y afectan. La responsabilidad del uso de drogas jamás debe caer en los y las adolescentes, ésa siempre será responsabilidad de sus mayores en casa.


En uso responsable de las drogas también te obliga a cumplir con tus responsabilidades como empleado o estudiante. Si dejas de trabajar, o baja tu rendimiento escolar por el consumo de las drogas entonces no estás consumiendo de manera responsable. El uso responsable de las drogas es también saber con quién y dónde consumirlas de una manera segura y cuidada. El uso responsable de las drogas también implica que no permitas que fuercen a otras personas a consumirlas, cada quien es libre de consumir o no y cuánto.


Yo entregaría un kit de drogas a los padres y madres de estudiantes de 6to de primaria para comenzar hablar del tema. Un kit que traiga las presentaciones de las distintas drogas comunes, con sus folletos que expliquen cada una de ellas. Yo en el mismo kit incluiría condones masculinos y femeninos, lubricantes, misoprostol, y folletería para hablar del sexo. Muchos jóvenes van a encontrar el sexo mediante las drogas o las drogas mediante al sexo, al menos que estén informados, y si están bien educados en casa los y las jóvenes sabrán en qué momento es pertinente para probarlas.


Seguir manejando un discurso en contra no funciona con esta generación joven, necesitan atención emocional, y hablar de las drogas implica hablar de nuestras emociones o cómo su consumo puede ayudar o entorpecer su crecimiento emocional. Cuando hablo de drogas que ayudan a tu desarrollo emocional son las drogas naturales y el LSD. Estas drogas ayudan a centrarte, a estabilizarte emocionalmente, te enseñan a estar en plenitud con tu vida. Las otras trabajan de otra manera, para alterar tu realidad momentánea y de ahí que la gente se enganche.


Todo está en su consumo responsable. Sí hay drogas que dañan para siempre y también hay que estar alertas y conocer sobre ellas, pero más que estar al pendiente de las drogas es necesario estar al pendiente de sus hijos, y no para prohibirles y adoctrinarles, sino para acercarles a su conocimiento, no para que la consuman, sino para que sepan las consecuencias de las decisiones que como adultos quieran tomar. Antes son responsabilidad suyos padres y madres, y como responsables tienen que conocer y hablar de estos temas en las sobremesa con toda la familia presente porque es importante que la niñez y la adolescencia sepa que hay adultos que les cuidan y por cuidarles les enseñan que todo a su debido tiempo porque para hasta consumir o probar drogas es un proceso, y cada proceso es muy personal.


Cuando una persona crece con la atención emocional suficiente en ningún momento se va a enganchar fácilmente de ninguna droga porque con su educación y su estabilidad emocional basta para sacar provecho de lo que responsablemente se mete a su cuerpo. También hay que tomar en cuenta que en algunas personas, (son minoría), las drogas pueden activar problemas mentales de cuidado, pero que tarde o temprano sin drogas de cualquier modo iba a tronar, sólo recomiendo estar alertas y tener cuidado, esto también es parte del uso responsable de las drogas. Si la marihuana no te hizo pasarla mal en un maltrip entonces puedes continuar explorando otras drogas como el LSD, los hongos, el sapito, ayahuasca, peyote, y otras naturales.


Nunca recomendaré el probar siquiera las drogas duras como la cocaína, la metanfetamina, la heroína, y todas las drogas procesas con químicos. Sepan de ellas, conozcan todo lo necesario, pero si pueden evitarlas háganlo, no hay nada bueno que hacer ahí, difícilmente encontrarán un equilibrio emocional, pero igual, cada quien es diferente y cada quien decide lo que quiere. Simplemente recomiendo no recorrer esos caminos porque son otro boleto. Que de hacerlo también sigue aplicando el uso responsable de éstas. Que si nos vamos a estadísticas hay mayor cantidad de personas que mueren por el alcohol y el tabaco que por las drogas.


La recomendación que siempre doy es que estén lo más tranquilas emocionalmente par cuando vayan a consumir cualquier droga, de estarlo, de sentirse tranquilas entonces su cerebro, su cuerpo y su alma se los van agradecer. No se droguen ni prueben nada solas, busquen estar acompañadas por cualquier cosa que no sepan manejar, y si no tienen a nadie siempre contarán conmigo para cuidarles y guiarles en el uso responsable de la drogas.


Y por último a los padres y madres, no se les olvide que tienen una responsabilidad y obligación de educar a sus hijos e hijas, háganlo como no les educaron a ustedes y háganlo mejor. La juventud está abierta al diálogo, pero no a los monólogos autoritarios, no les funciona asustarles con tonterías baratas porque tienen acceso a otro conocimiento, tampoco les funciona prohibirles porque terminarán haciéndolo sólo para retarles y pagarles con la misma moneda que ustedes pagaron para educar. La juventud necesita sentirse con la libertad de decidir, pero tienen que decidir cuando toda la información se les ha dado y entonces pueden discernir para decidir, antes ustedes son los y las únicas responsables que sus hijos e hijas encuentren en las drogas lo que nunca tuvieron en casa: atención emocional. Y eso de andarles “enseñando” a beber alcohol para que nadie se los y las haga pendejas está muy mal, no mamen. Enséñenle primero el uso responsable de las drogas con el ejemplo, para que cuando sea mayor de edad sepan claramente decidir. Ustedes sabrán el ejemplo que son, pero después no culpen a los morros y morras, son su responsabilidad hasta ser mayores de edad. Ya siendo mayores de edad ustedes tienen que comprender que ya ellos y ellas tienen todo derecho a decidir sobre sus vidas, y si no les gusta háganse responsable de ello porque ustedes les “educaron”. No se trata de ponerles en ofrecimiento las drogas en charola de plata, no mamen, no sean básicos, es educarles para que juntos como familia la confianza se fortalezca y que sepan que pueden confiar en ustedes cuando tengan sus primeras experiencias de drogas o sexuales porque ésa es su chamba como padres y madres, no como supervisores de mercado, son hijos e hijas de quienes se hacen responsables, mínimo enséñenles bien.

Abyss Borboa Olivera

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SE PUEDE VIVIR

Se puede vivir sin ganas, sin ánimos, en apatía, en indiferencia. Se puede vivir sin metas, sin sueños, sin objetivos. Se puede vivir sin ilusiones, sin esperar ser amado o ser querido. Se puede vivir

Suscríbete a lo que se me ocurra...

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. (480) 772 3818

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon