LOS CELOS ES UN MAL APRENDIDO


LOS CELOS SON UN MAL APRENDIDO En la actualidad me ha tocado ver cada vez más personas celosas que mantienen una relación sentimental, sobre todo parejas de la generación entre los 18 y 25 años. Me parece casi imposible creer que los celos se siguen reproduciendo cual si fuesen un patrón social a seguir. Lo que sí es cierto es que la mayoría de las personas celosas son producto de padres o madres celosas, y de nuevo, el patrón continúa. Lo que me parece interesante, y aterrador a la vez, es que haya gente alrededor de estas personas como familia o amistades que dicen nada frente a estos actos de celos, porque por lo general la gente celosa no se esconde, la mayoría es descarada y le importa muy poco hacer escenas en público. Entiendo que las parejas de personas celosas se queden ahí y lo soporten todo porque su autoestima, su amor propio no está en posibilidades en luchar por sí mismas, y terminan aceptándolo porque seguramente es lo que han visto en casa y con lo que han crecido toda la vida, y si no fuese el ejemplo de sus padres o madres, sí tienen el ejemplo de todo lo que les rodea: programas televisivos, cine, etc. El problema es que los celos en un hombre lo lleva al extremo cual misógino, y muchas de las veces esto deriva en violencia o incluso asesinato. Lo mismo sucede en la mujer pero en menor escala, su hembrismo la lleva a la violencia y al asesinato también. Los celos se pueden curar, erradicar de tu pensamiento posesivo, y por lo general es a través de una terapia psicológica. Los celos se vuelven patológicos, y no es cuestión de no querer seguir reproduciendo este comportamiento, se necesita ayuda profesional. Lo que me cuesta trabajo entender aún y que a pesar de darse cuenta que los celos han destruido familias, parejas; que han llegado a casos extremos, ¿cómo es posible que la gente aún así lo reproduzca? Se vuelve una patología con la práctica, que aunque toda su vida lo ha visto en casa, llega a una edad consciente donde la gente puede no repetir el patrón, darse cuenta que no es lo correcto ni lo adecuado. A las mujeres y hombres que están en una relación cuya pareja es celosa, no se queden ahí, ninguna persona con estas patologías cambiará por sí sola, no es cuestión de edad o madurez, es cuestión de tratarse psicológicamente. A aquellas amistades que conocen parejas con esta problemática no las juzguen, ni reclamen, ni regañen, entiéndanles porque tanto los celos como la sumisión se reproduce, pero pueden orientarles a que asistan a terapia psicológica para salir de esos patrones y tener la vida que merecen como personas libres y autónomas. Abyss Borboa Olivera  


0 vistas
Suscríbete a mi Poema Diario

© 2016 by Abyss Borboa Olivera 

Proudly created with Wix.com

Búnker Cultural

Plaza Pavilion, Zona Río 9111

Tijuana, B. C., México

Tel. 664-394-9179

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon